El Gobierno ruso revisó a la baja el pronóstico de contracción de la economía del país este año, al considerar que será del 8,5% y no del 6%, como calculaba en abril, informó hoy un representante del Ejecutivo. El Ministerio de Desarrollo Económico presentó este nuevo pronóstico básico a finales de la semana pasada al de Finanzas para que calcule el presupuesto federal para el trienio 2010-2012, explicó la fuente a la agencia Interfax. "La revisión del pronóstico se debió a la dinámica negativa de las inversiones en el capital básico, con una caída récord en mayo, y a la sustancial reducción de las reservas", precisó el funcionario.