El Gobierno espera incrementar un 1,2% el Producto Interior Bruto (PIB) en los próximos años y generar entre 150.000 y 200.000 empleos con el aumento de la competencia en el sector servicios que se deriva del proyecto de ley aprobado hoy que modifica 47 leyes para su adaptación a la Directiva de Servicios. En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros, la vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, calificó esta iniciativa como "la reforma estructural seguramente más importante que va llevar a cabo" el Ejecutivo. Por su parte, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, subrayó que las modificaciones introducidas abrirán el sector servicios español al mercado único europeo y supondrán "una profunda transformación de nuestro sistema".