El Congreso de Ministros ha aprobado el anteproyecto de ley para terminar con el déficit tarifario energético mediante varias medidas fiscales que gravan la generación de energía o dejan de primarla en algunos tramos y que, por lo tanto, inciden en el balance de las propias compañías.

Con las medidas presentadas el Gobierno espera cerrar el 2012 con un déficit tarifario de 1.500 millones para que en 2013 sea cero. En rueda de prensa, el ministro de energía, José Manuel Soria, ha presentado el anteproyecto de ley para la reforma energética con lo que se intenta eliminar el desfase entre gastos e ingresos a la vez que se garantiza la sostenibilidad del sistema energético. Según Soria, “no podemos disponer de un sistema energético que genere cada año de 5.000 a 6.000 millones de euros de déficit. La deuda acumulada es de 24.000 millones de euros a final de año".

Este déficit está referenciado en el balance de las compañías eléctricas dentro del régimen ordinario. 17.000 millones han sido emitidos ya. El resto no ha sido titulizado ni avalado por el Estado. Además, el cúmulo de deuda está generando un coste adicional que va al sector eléctrico de entre 2.100-2.200 millones de euros. “O se le pone un límite al ritmo de generación anual de déficit o tendremos en unos años un problema financiero”, ha advertido el ministro. 

Soria ha declarado que “si no se hubieran contemplado en este anteproyecto estas medidas, el déficit tarifario de 2013 ascendería a 5.250 millones”.

Para acabar con esta deuda el Ejecutivo ha propuesto varias medidas fiscales con las que espera recaudar en 2013 2.700 millones de euros, a lo que se sumarían 450 por los derechos de emisión de CO2:

- Dos impuestos nucleares: uno que gravará la generación de residuos radioactivos (2.190 euros por cada kg de metal pesado producido --> 269,6 millones se esperan recaudar por esta vía) y otro que grave el almacenamiento de éstos (no supone ingreso adicional, sólo reordenación de las figuras tributarias)

- Impuestos especiales: céntimo verde sobre el gas natural (2,79 por m3 --> 804 millones de recaudación para 2013; céntimo verde sobre el carbón (14,97 euros por tonelada de carbón --> con lo que se espera recaudar 298); sobre el gasoil y el fuel (12 euros por tonelada de fuel y 29,15 por 1000 litros de gasóleo --> 38 millones de euros)

- Impuesto sobre la generación hidroeléctrica: grava el uso del agua no potable (22% sobre el valor de la energía producida --> 304.2 millones de euros); gravamen del 6% de tipo fijo para tecnologías de generación.

- Impuesto sobre la venta de energía eléctrica: grava la producción de energía eléctrica (precio de mercado más prima por el número de megavatios. Impuesto del 6% para las tecnologías especiales renovables --> 688 millones).

- Aquellas renovables que utilicen combustible fósil no van a tener primada esa parte. Por ejemplo, la biomasa se produce por gas y también por fósiles y, por tanto, no recibirá primas por la parte fósil.

A estas recaudaciones de impuestos y exclusión de primas hay que sumarle la ventas de derechos de CO2 y la amortización de los intereses del déficit de tarifa, que va a ser asumida por el Tesoro.