El Gobierno británico ha empezado a preparar un eventual plan para nacionalizar el Northern Rock durante un breve periodo de tiempo con el objetivo de estabilizar el banco mientras encuentra un comprador. Aunque el ministro de Economía, Alistair Darling, se comprometió a encontrar una solución a la crisis del banco de Newcastle (noreste de Inglaterra) en el sector privado, el Gobierno concluyó anoche que una nacionalización temporal de la entidad podría ser la única vía para evitar el colapse definitivo del Northern Rock, según informa el periódico británico "The Guardian".