Según CCOO, el nuevo modelo, tal y como lo plantea el Gobierno, dejará al sistema aeroportuario en manos de unas pocas empresas privadas.


El miembro de la Ejecutiva de CCOO en Aena, José Manuel Lorenzo, asegura que “el gestor aeroportuario dejaría de ser un servicio público como elemento de cohesión y desarrollo económico”.

Por su parte, Raúl Gómez, de UGT, no descarta la posibilidad de desconvocar los 22 días de huelga previstos siempre que “el Ejecutivo ponga encima de la mesa un documento que garantice los derechos colectivos e individuales de los 10.850 trabajadores de Aena y que no haya despidos”.

Los sindicatos mantienen que se trata de una artimaña de Fomento para crear un conflicto y “justificar así la privatización del gestor aeroportuario”.

En cuanto al oportunismo de las fechas elegidas para llevar a cabo el paro, los sindicatos aseguran que, al tratarse de AENA, “el mayor gestor de aeropuertos del mundo, cualquier día de huelga sería criticable, pero recordó que esta medida se convoca con un mes y medio de antelación”, por lo que, en su opinión, “sobra tiempo para llegar a un acuerdo”.