El Consejo de Ministros ha concedido el indulto al consejero delegado de Santander, condenado por el Supremo por delitos cometidos cuando era presidente de Banesto.

El portavoz del Gobierno, José Blanco, reconoció que sí se trató el indulto, pero remitió a una nota del Ministerio de Justicia para proporcionar más información sobre el tema. Blanco aseguró que no es normal que el Consejo de Ministros informe de los indultos que se conceden.

Blanco no quiso explicar por qué el Gobierno tomó esta decisión en el primer Consejo de Ministros que realiza en funciones, es decir tras perder las elecciones del pasado 20 de noviembre.

Alfredo Sáenz, número dos del principal grupo bancario español, había sido condenado a tres meses de prisión e inhabilitación por un delito de acusación falsa cometido en 1994 contra unos acreedores de Banesto.

Con el indulto condedido, que contaba con el informe favorable del Ministerio Fiscal, Sáenz no tendrá que dejar su cargo en Santander, ya que seguirá contando con los requisitos de "honorabilidad" que exige el Banco de España para los ejecutivos del sector financiero, previstos en el Real Decreto 1245/1995.

El Supremo había informado de forma desfavorable sobre el indulto.