El Ministerio de Vivienda garantizará con cargo a su presupuesto el 50% del volumen de los nuevos préstamos concedidos para la compra de viviendas protegidas en el marco del Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación 2009-2012, con un límite máximo del 3% de la morosidad en la cartera de créditos para VPO de cada entidad.
Así lo anunció la ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, en rueda de prensa, en la que señaló que esta línea de garantías se gestionará a través del ICO, estará operativa desde el mes de julio y se mantendrá vigente durante 2009 y 2010.

Una vez desgranado este nuevo incentivo, Corredor recalcó que esta garantía será "temporal" y "variable" según el grado de compromiso de cada entidad. En este sentido, animó a la banca a conceder créditos para VPO argumentando que este tipo de viviendas cuentan con una demanda asegurada pues se ajustan a las capacidades económicas de los potenciales compradores.

LA PEOR HIPOTECA, LA QUE NO SE DA.

Por otro lado, Corredor mostró su compromiso y confianza en las familias que, siendo solventes, no pueden acceder a una vivienda protegida. "El Ministerio de Vivienda ha observado con preocupación cómo familias solventes que hace apenas un año habrían obtenido sin dificultad un préstamo hipotecario hoy no consiguen su hipoteca", apuntó Corredor.

Por ello, indicó que los incentivos presentados persiguen "facilitar que quien quiera y pueda no se quede sin financiación", ya que, a su juicio, y en dirección a la banca, "la peor hipoteca es las hipoteca que no se da".

En cuanto al riesgo que puede asumir el Estado con la medida, la titular de Vivienda recordó que la morosidad de los créditos para compra de una vivienda ronda actualmente el 2,36%, porcentaje que es inferior aún en el caso de los préstamos para adquisición de VPO, con lo que con el tope del 3% se "garantiza de sobra" las condiciones para las entidades financieros y se establece un riesgo asumible para el erario público.

VENTAJAS PARA LAS ENTIDADES FINANCIERAS PREFERENTES.

Por otro lado, Corredor indicó que, según la orden de convocatoria para seleccionar a las entidades financieras que colaborarán en el nuevo Plan de Vivienda, firmada ayer, aquellas que muestren un mayor compromiso con el plan disfrutarán de condiciones aún más atractivas.

Así, se distinguirá como 'entidades financieras preferentes' a aquellas que aporten más de 75 millones anuales en créditos convenidos o aumenten en más de 20 millones el importe concedido en un año. Según señaló Corredor, con estas condiciones habría hoy por hoy entre 9 y 12 entidades con este perfil.

Esta entidades tendrán mayores garantías en la nueva línea anunciada, participarán en la Mesa de Seguimiento Financiero del Plan y podrán utilizar un distintivo de 'entidad colaboradora preferente' para que los ciudadanos puedan identificarles como tales.