El Gobierno espera que el déficit de las administraciones públicas pase del 11,4% en 2009 al 9,8% en 2010. Además, prevé que el recorte del gasto presupuestado y el plan de austeridad recientemente aprobado permita nuevas reducciones del saldo negativo.
Así aparece en la actualización del Programa de Estabilidad que el Ejecutivo ha remitido a Bruselas, en el que se concreta los pasos a dar para volver a una situación de estabilidad presupuestaria en 2013.

Para este año, el plan prevé que la administración central reduzca su déficit del -9,5% en 2009 al -6,2%, sin embargo estima que las comunidades autónomas volverán a incrementarlo desde el -2,2% al 3,2%. Por su parte, la Seguridad Social mantendrá una situación de superávit del 0,2% hasta 2013.



(Habrá ampliación)