El Gobierno español preferiría que General Motors aceptase la oferta presentada por Opel por la sociedad belga RHJ International, ya que ve con mejores ojos esta opción frente a la alternativa que supone el consorcio formado por el fabricante canadiense de componentes Magna y el banco ruso Sberbank, informaron fuentes próximas al Ejecutivo.