El secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña, ha admitido el lunes que el Gobierno tendrá que revisar y modificar algunas figuras impositivas para reducir el déficit de las Administraciones Públicas y volver al equilibrio presupuestario, aunque rechazó de plano la posibilidad de acometer ahora una subida del IVA.

Así lo puso de manifiesto Ocaña en una rueda de prensa para presentar los datos de liquidación del sistema de financiación autonómica del año 2007, donde explicó que las cifras de déficit hacen "inevitable" pensar en medidas de consolidación fiscal para evitar que los `números rojos´ se perpetúen en las administraciones públicas.

En este sentido, admitió que el Ejecutivo tendrá que considerar algunas modificaciones en las figuras impositivas y en las decisiones de gasto que se concretarán y harán públicas en el mes de septiembre, cuando el Gobierno presente el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para el año 2010.

"Todas las opciones están abiertas", aseguró Ocaña quien, sin embargo, rechazó de plano la posibilidad de acometer ahora una subida del IVA porque perjudicaría el consumo en un momento en el que la demanda interna está registrando unos niveles "anómalamente bajos".

"En otro momento (subir el IVA), ya veremos porque es verdad que está más bajo que en otros países, pero en este momento, la verdad es que no lo estamos considerando", subrayó.