El Tesoro estadounidense ha vendido las acciones que le quedaban en Citi obteniendo 10.500 millones de dólares (7.880 millones de euros).