La directora general del Tesoro y Política Financiera, Soledad Núñez, afirma que "podría haber algunas cajas de ahorros que vieran comprometida su viabilidad en los próximos meses" debido a la interacción y a la persistencia de problemas de liquidez y de financiación, y al aumento de la morosidad, entre otros factores. El deterioro relativo de los activos de estas entidades financieras y la disminución de su negocio bancario a raíz de la intensa caída de la actividad económica derivada de la crisis son otras razones que pueden explicar dicha situación, añade Núñez en una entrevista a la revista 'Valores' de KPMG que recoge Europa Press.