El Gobierno del Reino Unido creará una comisión de emergencia presidida por el primer ministro, el laborista Gordon Brown, con el fin de atajar la actual crisis financiera, publica hoy el vespertino londinense Evening Standard. Ese grupo será parecido al llamado "Comité Cobra", una comisión de crisis que integra a miembros del Gobierno y suele reunirse en casos de emergencia, como un desastre natural o un ataque terrorista. De esa manera, el Ejecutivo británico quiere dar a las actuales turbulencias financieras la misma importancia que a una catástrofe natural o un atentado.
La comisión celebraría encuentros con regularidad para identificar peligros, como el colapso repentino de un banco, y coordinar una rápida respuesta. Ese grupo se reunirá a diario si surgen situaciones como la incertidumbre del multimillonario plan de rescate financiero de Estados Unidos, aprobado ayer por el Senado de ese país, si bien aún necesita el respaldo de la Cámara de Representantes. También formarán parte del comité los ministros de Economía, Alistair Darling, y de Comercio, John Hutton, así como economistas y funcionarios. Al hilo de la crisis, Gordon Brown asistirá el sábado a la reunión que mantendrán en París los cuatro países europeos del Grupo de los Ocho (siete países más industrializados y Rusia, G-8) para tratar la crisis financiera global. Las cuatro naciones europeas del G-8 (Francia, Reino Unido, Alemania e Italia) analizarán en la capital francesa su contribución a la resolución de la crisis de cara a próximas cumbres del Grupo de los Ocho.