El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio advirtió hoy de que si la planta de Seat en Martorell (Barcelona) no es la adjudicataria del nuevo todoterreno de Audi, el Q3, el Gobierno retirará una parte de las ayudas concedidas a la compañía. El director general de Industria, Jesús Candil, sostuvo hoy en declaraciones a TV3 que, si el nuevo modelo finalmente no se fabrica en la factoría catalana, "todas las inversiones dentro del plan de competitividad que tengan que ver con el Q3 serán retiradas".