El Gobierno español aprobó el viernes un plan para apoyar la internacionalización de las empresas de energías renovables en el marco de la lucha contra el cambio climático. "Resulta necesario consolidar su posición -de las empresas- ante el crecimiento esperado de la competencia internacional", dijo el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio en una nota de prensa.
Entre las medidas que ha aprobado el Consejo de Ministros no se encuentran ayudas financieras directas, pero se incluirían líneas de crédito para ciertos países que planean ampliar sus proyectos medioambientales, dijo el viernes un portavoz del ministerio.

España es la tercera potencial mundial eólica por potencia instalada a finales de 2008. El pasado febrero, casi el 30% de la demanda eléctrica fue suministrada por energías renovables.

Entre las medidas, figura el impulso de la participación de las compañías en proyectos internacionales asociados al cambio climático y la identificación temprana de proyectos de mitigación de gases de efecto invernadero, que se financiarían con cargo al denominado Fondo de Ayuda al Desarrollo para la Internacionalización, según la nota.

Varias compañías españolas están entre los líderes globales en energías renovables, biocombustibles, tratamiento de aguas y desalinización. Entre ellas se encuentran Iberdrola Renovables, Abengoa  y Grupo Acciona