El gasto en construcción en EEUU subió un 0,3 por ciento en abril, gracias a que la construcción residencial privada aumentó al ritmo más rápido en seis meses.
 El consenso de analistas esperaba un aumento del 0,4%. El gasto en construcción aumentó a una tasa anual de 820.700 millones de dólares, según el Departamento de Comercio, tras un aumento revisado al alza del 0,3 por ciento en marzo. El gasto en construcción subió un 6,8 por ciento en comparación con abril de 2011.

Por otro lado, el gasto personal en Estados Unidos aumentó un 0,3 por ciento en abril, en línea con lo previsto por el mercado y un poco más que en marzo, mientras que los ingresos crecieron menos que el mes anterior y las presiones inflacionarias se mitigaron, según datos del Departamento de Comercio divulgados el viernes. El ingreso personal aumentó un 0,2 por ciento, levemente por debajo de lo que esperaban los analistas en un sondeo de Reuters y contra un alza del 0,4 por ciento en marzo.