El gasto en construcción en Estados Unidos subió en junio en contra de lo esperado para alcanzar un máximo de seis meses, debido a que el aumento del desembolso privado compensó la bajada del gasto público, según un informe del gobierno publicado el lunes.
 El Departamento de Comercio dijo que el gasto en construcción se incrementó en junio un 0,2% a una tasa anual de 772.320 millones de dólares. En mayo se produjo una subida revisada del 0,3%, en lugar de la caída del 0,6% inicialmente anunciada. Los analistas consultados por Reuters esperaban un descenso del 0,1 porciento en junio.