Los españoles gastaron una media de 21.634 euros en la compra de su vehículo el año pasado, un 2,4% más que en el año precedente, informó hoy la patronal de concesionarios Faconauto. La evolución del gasto automovilístico de los españoles en 2007 confirma la tendencia reduccionista en este mercado, tras los crecimientos respectivos del 3% y del 5% en 2006 y 2005. Para este año, Faconauto pronostica unos precios automovilísticos a la baja o en paralelo respecto a la inflación, esperándose un repunte de los mismos en 2009, por el traslado al consumidor de las inversiones que se acometen para la consecución de mecánicas más eficientes con el fin de adaptarse a las directrices de Kyoto.