La Fed podría intentar aliviar las preocupaciones del mercado sobre los riesgos de inflación con posibles matices de una posición de menor flexibilidad monetaria en la declaración que el Comité de Mercados Abiertos, FOMC, emitirá el miércoles por la tarde, señala Credit Suisse. Esa medida podría dar al dólar un soporte temporal, si bien el banco cita dos razones por las que vendería la moneda estadounidense ante cualquier alza. Primero, a menos que se produzca una fuerte alza en los rendimientos impulsada por la Fed que presione los diferenciales de tasas a favor del dólar, el sesgo del banco es que los grandes administradores de reservas seguirán diversificando en detrimento del dólar. En segundo lugar, ya se descuenta un aumento de 94 puntos base en las tasas de la Fed para el próximo año, indica el banco, y duda que la Fed impulse una fuerte alza en los rendimientos de los títulos de Estados Unidos. La decisión de tasas del FOMC y su declaración se anunciarán a las 1815 GMT