El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha completado el programa de ventas limitadas de 403,3 toneladas de oro aprobado hace un año en el marco de los esfuerzos de la institución para diversificar sus fuentes de ingresos.

El FMI destacó que a través de la venta de oro se incrementará la capacidad de la institución de prestar apoyo a países con bajos ingresos.

"Estas ventas representan un elemento clave del nuevo modelo de ingresos del FMI respaldado por su Consejo Ejecutivo en abril de 2008", destacó la institución en un comunicado.