El Fondo Monetario Internacional redujo hoy su pronóstico sobre la expansión económica de Irlanda, que crecerá un 0,9% en 2011, frente a 2,3% calculado por el fondo en octubre.
El fondo, con sede en Washington, dijo que vaticina que la economía de Irlanda El FMI también pronosticó un crecimiento de 1,9 por ciento en 2012, en un informe que acompañaba su acuerdo a aportar 22.500 millones de euros (30.000 millones de dólares) a un intento de rescate de 85.000 millones de euros con las autoridades europeas.

“El ajuste fiscal grande será un lastre para el consumo, como lo será la desarticulación de desequilibrios internos creados durante los años de bonanza, lo cual llevará a un crecimiento débil del crédito, una debilidad continua en precios de propiedades y salarios, y grandes cargas de deuda inmobiliaria”.

Los males financieros de Irlanda presentan riesgos de contagio “significativos” que podrían afectar a Grecia, Portugal, España y otras economías de la eurozona, dijo el fondo con sede en Washington. El contagio financiero también podría afectar a bancos de países como el Reino Unido, Alemania, Francia y Estados Unidos, que tienen grandes carteras de inversión en Irlanda, dijo el FMI.