España se enfrenta al creciente riesgo de una "generación perdida" debido al sustancial incremento del desempleo entre los jóvenes durante la crisis

La crisis ha provocado que prácticamente la mitad de los menores de 25 años se encuentren en paro, según advierte en su último informe sobre Europa el Fondo Monetario Internacional (FMI).

"El paro juvenil, en particular, se incrementó sustancialmente y en casos extremos como el de España, casi uno de cada dos jovenes trabajadores está sin empleo, incrementando el riesgo de una generación perdida", señala el informe de la institución dirigida por Dominique Strauss-Kahn.

El FMI destaca las divergencias en el mercado laboral dentro de los países europeos pues, mientras la tasa de paro apenas repuntó en países como Alemania o Noruega, mientra experimentó un marcado incremento en otros como España e Irlanda, donde el pinchazo de la 'burbuja inmobiliaria' dejó sin empleo a muchos trabajadores poco cualificados.