Ya se estaba haciendo esperar. La renta variable española abandona la racha bajista en la que ha estado inmersa en las últimas sesiones y se sube al carro de las compras. Un ir y venir de los inversores por la senda de los números verdes que ha contado como telón de fondo con la gran acogida que ha tenido la nueva emisión de bonos del Tesoro español. Y es que si el Tesoro Público abrió a las 10:45 los libros (donde se registran las peticiones de compra de los inversores), a las 11:30 llevaba una demanda de más de 8.000 millones para una emisión de deuda sindicada a diez años y al final ha cerrado el libro con solicitudes por 13.000 millones, lo que supone colocar 6.000 millones, más de los 5.000 millones que se preveía. .

Tras dejar atrás uno de los peores semestres del año en el que el Ibex 35 ha perdido un 22% de su valor, Gabriel Montalto, director en España de Hanseatic Broker House, asegura que “de cara al muy corto plazo, podemos ver al Ibex35 en la zona de los 9.700 y hasta 10.000 puntos donde hay una resistencia muy fuerte que le va a costar bastante superar”.

Uno de los sectores líderes por revalorización ha sido el bancario. Los dos grandes bancos encabezan los primeros puestos de la tabla, Banco Santander cierra con un repunte superior al 5% mientras BBVA asciende un 3,5%. Del resto del sector, Bankinter suma un 3%, Banco Popular repunta un 2,87%, Banesto se anota un rebote del 2,31% mientras Banco Sabadell suma a su cotización una subida del 2,21%. Entre el resto de pesos pesados, Repsol YPF gana un 2,56%, Iberdrola asciende un 2,17% mientras Telefónica gana un 1,92%.

Sin embargo, una de las subidas más relevantes de la jornada llega de la mano de los títulos de Telecinco que consigue sumar más de un 6%, seguida de Abertis que gana un 5,58% un día en el que ha vuelto a cotizar después de las informaciones que apuntaban al interés mostrado por ACS, La Caixa y CVC.