El exceso de viviendas pendientes de venta puede ser más negativo para el sector inmobiliario en España que las restricciones del mercado crediticio, afirma el diario The Wall Street Journal. "El exceso de oferta es una amenaza aún mayor que un crédito más restringido para el mercado español de la vivienda", señala el rotativo, que cita datos del banco de inversión Goldman Sachs para apuntar que al final de 2008 podría haber hasta 850.000 viviendas sin comprador y un año después hasta 1,1 millones. "Eso equivale a alrededor de un 4% del total en inventario en España. Tomará años despejar el mercado, puesto que la demanda de casas es normalmente de alrededor de 400.000 unidades al año", señala el diario.