El euro abrió hoy debilitándose a medida que los spreads de los bonos periféricos europeos aumentaban. 
En el mercado de divisas de Fráncfort abría en los 1,2997 dólares, frente a los 1,3035 dólares de la jornada anterior. El Banco Central Europeo (BCE) fijó ayer el cambio oficial del euro en 1,3091 dólares.