El euro repunta frente al dólar después de publicarse un sólido dato sobre el sector industrial europeo, que no se ha visto erosionado por la fortaleza de la moneda única. El índice de gestores de compra (PMI) del sector manufacturero en la zona euro se ha mantenido en los 55,4 puntos en abril, ligeramente por debajo de los 55,5 puntos esperados por el mercado pero bien por encima del nivel de 50 puntos, que indica expansión en el sector.
'La confianza del sector manufacturero en la zona euro continúa en territorio sólido y consistente con una fuerte expansión económica este año, dijo David Brown desde Bear Stearns. Anoche el dólar había avanzado hasta un máximo de 1,3558 euros tras el inesperado repunte del ISM manufacturero en Estados Unidos. Sin embargo, el mercado sigue atento al informe de empleo no agrícola del viernes. El euro 'sufrió una modesta presión de venta' frente al dólar después del fuerte dato de ISM en Estados Unidos, dijo un analista de BNP Paribas, aunque advierten de que podría tratarse sólo de una corrección temporal, sobre todo, si los datos de empleo del viernes son débiles. Añaden que el mercado ha ignorado la debilidad del dato sobre viviendas a la venta en Estados Unidos, que sugiere un riesgo creciente de que se extiendan a otros sectores los problemas del sector inmobiliario. Por otro lado, el euro alcanzó un nuevo máximo frente al franco suizo, ya que las perspectivas de mayores subidas de tipos en la zona euro sumado al buen dato del PMI, contrasta con los bajos tipos en Suiza.