El euro ha marcado este miércoles un nuevo máximo frente al dólar por segundo día consecutivo en 1,4856 dólares, después de que la Reserva Federal estadunidense (Fed) redujera la previsión de crecimiento de la economía del país norteamericano para 2008. En concreto, la Fed prevé que el PIB crezca entre el 1,8 y el 2,5 por ciento el próximo año. Anteriormente había previsto un crecimiento entre el 2,5 y el 2,75 por ciento.
Una vez que ha tocado ese récord en los 1,4856 dólares, el euro seha relajado hasta zonas de 1,4830 unidades. En la jornada de hoy se conocerán las solicitudes de hipotecas en EEUU y los inventarios de hidrocarburos y derivados. El euro marcó ayer otro máximo frente al dólar y superó la barrera de los 1,48 dólares. El comisario de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, resaltó ayer que "la volatilidad en los mercados de cambio se ha incrementado considerablemente", algo que calificó de "preocupante". Destacó que en las reuniones de octubre en Washington del Fondo Monetario Internacional y del G-7, los responsables europeos, estadounidenses y chinos ya expresaron conjuntamente su preocupación sobre el exceso de volatilidad y su posible efecto "negativo" sobre el crecimiento y reclamaron que los tipos de cambio "reflejen los fundamentos económicos".