El euro registró el lunes por la mañana en Nueva York un máximo del día frente al dólar, al cotizarse en 1,4432 dólares, a medida que las alzas generalizadas en los precios del petróleo, el oro y los metales alimentan el apetito por el riesgo, lo que está dando un impulso a los mercados mundiales de acciones y a las monedas que ofrecen mayores rendimientos.