El descalabro del dólar continúa, de forma que la divisa comunitaria repite subidas, del 0,10%, hasta situarse en los 1,4980 dólares, a un paso del nivel de 1,50 dólares.