El Euribor, tipo al que se conceden la mayoría de las hipotecas en España, escaló al 4,79%, un repunte que se produce en un momento caracterizado por el miedo de que la crisis hipotecaria de EE.UU. alcance proporciones mundiales. De mantenerse en estas tasas a final de mes, este dato supondría el nivel más alto desde diciembre de 2000 y la vigésimo tercera subida mensual consecutiva del indicador. El índice se había mantenido a tasas del 4,5% desde comienzos de agosto, pero el miércoles día 8 franqueó ya la barrera del 4,6%, y ayer superó la del 4,7%.