El Euríbor, principal indicador al que están referenciadas las hipotecas en España, ha cerrado mayo en el 2,147%.

Esto redunda en un nuevo encarecimiento de hasta 800 euros anuales de las letras que tendrán que pagar los usuarios de hipotecas a los que toque revisión ahora.

Concretamente, para una hipoteca de 150.000 euros a un plazo de 25 años y un diferencial de Euríbor más 0,8%, la letra mensual subirá unos 68 euros, con lo que la subida para el conjunto del año se establece en unos 816 euros.

Desde marzo de 2010 este indicador ha experimentado alzas progresivas hasta un diferencial en mayo de 0,898 puntos respecto al mismo mes del año anterior, frente a los 0,318 de enero respecto a doce meses antes.