El Estado ha registrado en los diez primeros meses del año un superávit en contabilidad nacional de 28.218 millones de euros, una cifra que equivale al 2,68% del Producto Interior Bruto (PIB) y que supera en un 26,6% a la registrada en el mismo periodo de 2006. El Estado ha logrado este saldo positivo gracias a unos ingresos por valor de 140.977 millones de euros, el 10,7% más que en los diez primeros meses de 2006, frente a unos pagos de 112.759 millones, el 7,4% más.
En términos de caja -que computa los ingresos y pagos cuando se efectúan y no cuando se comprometen, como hace la contabilidad nacional-, el Estado ha registrado un superávit de 25.079 millones de euros de enero a octubre. La cifra supone un 34,9% más que un año antes, cuando el superávit fue de 18.587 millones, debido a la buena evolución de la recaudación por impuestos. Por ingresos no financieros, que aportan datos tanto del Estado como de las entregas a cuenta de las Administraciones Territoriales (comunidades autónomas y corporaciones locales), la recaudación neta ha ascendido a 184.269 millones de euros, el 11,3% más que en el mismo periodo de 2006. Los impuestos indirectos se han elevado hasta los 104.651 millones, el 17,6% más, con un crecimiento del 15,5% en el IRPF (hasta 61.326 millones) y el 19,7% del Impuesto sobre Sociedades (hasta 40.360 millones), debido a los mayores ingresos del segundo pago fraccionado. Los ingresos por impuestos indirectos han alcanzado los 69.300 millones, el 2,5% más, con una recaudación en el IVA de 50.248 millones, el 1,1% más. Además, los impuestos especiales han alcanzado los 16.369 millones, el 6,4% más, con un incremento del 2,2% del Impuesto sobre Hidrocarburos, y del 13,9% más en el Impuesto sobre las Labores del Tabaco. Por otra parte, los pagos no financieros han ascendido a 113.249 millones, el 7,6% más, mientras que los gastos financieros se han elevado a 14.169 millones, el 7,8% menos, debido al diferente calendario de vencimiento en los intereses de la deuda. Los pagos por gastos de personal han alcanzado los 18.717 millones, el 6,5% más, consecuencia de la mejora de las retribuciones en algunas áreas de la Administración Pública. Asimismo, las transferencias corrientes han crecido hasta octubre el 9,3% hasta los 63.736 millones, debido principalmente a las transferencias realizadas a las comunidades autónomas con cargo al Fondo de Suficiencia. Además, a finales de octubre el Estado ha obtenido una capacidad de endeudamiento de 10.990 millones, frente a los 9.293 millones de capacidad de endeudamiento del mismo periodo del año anterior. Si se descuentan las posiciones activas de tesorería, la capacidad de endeudamiento del Estado se ha situado en 21.528 millones frente a los 16.247 millones del año anterior