El presidente de la Reserva Federal Ben Bernanke, acaba de comentar que EEUU no podrá recuperarse de la peor recesión que ha vivido durante las últimas décadas si no es capaz de generar empleo.

A pesar de todo, Bernanke ha añadido que hay motivos para el optimismo en una economía que va creciendo de forma gradual a medida que va aumentando el consumo.

El programa de compra de bonos por parte de la Fed ha dado un empujón a la economía. Aunque otros efectos como el considerable aumento de los precios de la gasolina o la amenaza de presiones inflacionistas, no son tan positivos. En términos globales, la inflación se sitúa en el 1.2% y el crecimiento de los salarios se ha detenido.