El empleo asalariado creció un 0,4% en Francia durante el primer trimestre, gracias a la creación de 70.700 puestos de trabajo, según el Instituto Nacional de Estadística (INSEE). A finales de marzo, en Francia había 18.184.200 asalariados, lo que significaba un 1,6% más que un año antes en las mismas fechas, indicó el INSEE en un comunicado. La progresión registrada en los tres primeros meses del año se debió esencialmente a los servicios, con 57.400 nuevos empleos en este sector, y 12.000 en la construcción. En el otro extremo, se destruyeron 12.100 puestos de trabajo en la construcción entre enero y marzo.