El dólar estadounidense cotiza al alza después de que la sugerencia por parte de Grecia de que podría buscar ayuda del FMI pesara sobre el euro. Esta última advertencia griega indica que el problema de la deuda del país está lejos de resolverse. La libra, que había estado rebotando, vuelve de nuevo a ser objeto de la presión vendedora. El euro baja mientras que la libra desciende. El dólar, no obstante, ha caído a 89,94 yenes ya que los inversores buscan refugios.