El director general del Tesoro de Suecia, Bo Lundgren, advirtió hoy que "no hay motivos políticos" para rescatar ningún banco, pero "hay que salvar el crédito", y apostó por que a los accionistas de las entidades ayudadas por los gobiernos, "que son los responsables de la situación", se les haga asumir su responsabilidad y se les pida compensaciones. "Es una garantía moral", incidió. Durante su intervención en los cursos del Campus FAES que se celebran en Navacerrada (Madrid), Lundgren pronunció un discurso sobre 'Gestión y resolución de crisis bancarias' en el que insistió en la necesidad de que los gobiernos intervengan "lo antes posible y de manera fuerte". "Se trata de una gestión de crisis pura, no tiene nada que ver con las ideas políticas", recalcó.