El diferencial entre la deuda pública española y la alemana -la que se emplea como referencia en Europa- se situó hoy en 0,72 puntos, puesto que la rentabilidad de las obligaciones españolas a diez años comenzó la sesión en el 3,816% y las alemanas, en el 3,099%. Asimismo, los seguros contra la suspensión de pago de deuda (credit default swap, CDS, en inglés) que miden la confianza que despierta en los inversores las emisiones de deuda en España, se mantenían en 118.890 dólares al año para cubrir 10 millones de dólares, al igual que el cierre de la sesión de ayer.