El número de desempleados en Alemania registró en enero una subida muy por debajo de lo previsto al aumentar en 6.000 personas respecto al mes anterior, lo que elevó la tasa de paro en una décima, hasta el 8,2%, según los datos de la Oficina Federal de Empleo alemana.
El dato de paro mejor de lo previsto en Alemania se suma al conocido ayer en Francia, que concluyó el mes de diciembre con 2.611.700 desempleados, lo que, a pesar de ser un incremento del 18,5% respecto al año anterior, representa un descenso mensual de 18.500 personas, el 0,7%, respecto al mes de noviembre, y su primera lectura positiva desde junio.

Por su parte, Reino Unido informó de que entre septiembre y noviembre registró un descenso del paro de 7.000 personas, además de crecer un 0,1% en el último trimestre de 2009, lo que supuso el fin de la recesión más prolongada de la economía británica.