El saldo negativo de la balanza por cuenta corriente de la Unión Europea en el tercer trimestre de 2009 fue de 27.700 millones de euros, frente al déficit de 49.000 millones de euros del segundo trimestre y un 62,3% menos que el registrado en el mismo periodo de 2008, según los datos publicados por la oficina comunitaria de estadística, Eurostat.