El Gobierno ha reconocido que el déficit público ha superado "sustancialmente" la previsión inicial del Gobierno socialista y se estima ahora que alcanzará en 2011 el 8%, dos puntos porcentuales por encima de lo comprometido con Bruselas.


"Se ha producido una desviación sustancial", ha señalado la portavoz del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, donde ha dicho que esta desviación obligará a tomar medidas extraordinarias.

Según ha señalado, la desviación es muy alta y lleva a una situación "extraordinaria" que obliga a tomar decisiones "extraordinarias", aunque el Gobierno "no vacilará" al hacerlo.

El Gobierno espera recaudar hasta 6.200 millones más con las subidas impositivas temporales.