El déficit de la balanza comercial del Reino Unido se disparó en el mes de enero y alcanzó los 7.990 millones de libras (8.787 millones de euros o 12.000 millones de dólares), informó hoy la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS). Se trata de una cifra superior a la que esperaban los expertos y es consecuencia, según la ONS, de que las exportaciones británicas cayeron a su nivel más bajo desde el año 2006.