La balanza por cuenta corriente de la Unión Europea (UE) acumuló un déficit de 43.200 millones de euros en el segundo trimestre de 2011.

Este nivel es superior a los 33.100 millones de déficit del mismo período del año anterior, según los datos provisionales de Eurostat, la oficina estadística comunitaria.

El saldo negativo en el segundo trimestre equivale al 1,4 por ciento del PIB comunitario, lo que supone un aumento de una décima con respecto al primer trimestre del año, cuando se acumuló un déficit de 38.800 millones (el 1,3 por ciento del PIB).

En el caso de la balanza de bienes de los Veintisiete, también aumentó el déficit, que alcanzó los 37.400 millones de euros en el segundo trimestre, frente a los 29.900 del mismo periodo de 2010.

El intercambio de servicios dejó un excedente de 22.900 millones entre abril y junio, frente a los 19.600 millones de superávit del mismo periodo de 2010.

En la zona del euro, la balanza por cuenta corriente acumuló un déficit de 28.500 millones, frente a los 18.600 millones del segundo trimestre del año pasado.