El déficit de la balanza exterior francesa creció en enero hasta los 5.100 millones de euros, ligeramente superior al mes de diciembre.

Datos que tienen su origen en el deterioro del saldo comercial. La diferencia entre las importaciones y las exportaciones de bienes fue en enero de 6.700 millones de euros, lo que supone 1.100 millones de déficit suplementario respecto al mes de diciembre, según publicó el Banco de Francia.