El selectivo alemán ha superado por primera vez en su historia la cota psicológica de los 8.500 puntos. Nuevos máximos en el índice fuerte de Europa que no da muestras de debilidad. ¿Qué podemos esperar ahora del Dax?

El Dax cierra la sesión por encima de los 8.500 puntos y marca un hito superando esta cota psicológica por primera vez en su história. Pero es que ayer, con el quiebre de los 8465.5 puntos al cierre ya nos indicaba una aceleración al alza de la tendencia”, afirma Dario Redes, gestor analista responsable de Mercado no lineal. Además, "la subida mantendrá siempre y cuando el soporte se sitúe en 8.280 puntos", afirman desde Cortal Consors. En cambio, un escenario alternativo, pasaría por la pérdida de este nivel para ahondar en descensos hasta los 8.137 y 8.045 puntos".




Nuestros indicadores Premium de Tendencia y Momento están en positivo y denotan que el selectivo germano está en subida libre. El Dax obtiene una puntuación total de 9 puntos, lo que corrobora su clara tendencia alcista:




A pesar de que la situación económica de Alemania se ha debilitado (el PIB del primer trimestre sólo subió un 0,1%, por debajo del 0,3% esperado), Álvaro Blasco, analista de ATL Capital, no considera que su bolsa esté cara: “a pesar de los máximos históricos del Dax ofrece una buena posibilidad de inversión porque está más barata, para lo que vivimos antes de la crisis. Ahora el dinero está fluyendo hacia grandes compañías, donde los inversores están más tranquilos y, en este sentido, Alemania tienen grandes empresas”.

Mañana la economía alemana se someterá a un importante examen con la publicación del dato IFO de confianza empresarial de mayo. En el reporte del mes pasado, el índice que mide la confianza de los empresarios alemanes elaborado por el instituto económico IFO bajó en abril hasta los 104,4 puntos, desde los 106,7 de marzo. Los analistas consultados por Bloomberg esperaban de media un descenso menor del indicador, hasta los 106,2 enteros.