El petróleo subía más de 6 dólares el viernes y operaba por encima de los 134 dólares el barril, ante un mayor debilitamiento del dólar tras un alza en la tasa de desempleo en Estados Unidos. Los comentarios del ministro de Transporte de Israel de que un ataque a las instalaciones nucleares de Irán parece "inevitable" y un informe en el que Morgan Stalney prevé que el barril alcance los 150 dólares para el 4 de julio también apuntalaban los precios. "Prevemos un alza de los precios del crudo en el corto plazo", ha dicho el banco de inversión.