El petróleo de Texas continuó hoy con el avance mantenido durante toda la semana y antes de la media sesión en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex) llegó a cambiarse por primera vez a más de 126 dólares por barril. Sin embargo, a media sesión los contratos de futuros de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) con vencimiento en junio se negociaban en torno a 125 dólares por barril, cerca de un dólar y medio por encima que en la sesión anterior y casi 9 más caro que hace una semana.
De momento los contratos de petróleo de referencia en Estados Unidos han cerrado todos los días de la semana en máximos históricos, al igual que el Brent y el de la OPEP. En todos los casos ha sido determinante la debilidad del dólar frente a otras divisas, ya que la moneda estadounidense es la utilizada para la compra de esta materia prima, aunque también han influido los temores a que tensiones geopolíticas generen problemas de suministro. Durante esta semana se ha prestado gran atención a los ataque de rebeldes a instalaciones petrolíferas de Nigeria, ya que ese país es uno de los principales abastecedores de crudo y combustibles a Estados Unidos, lo que hace que el mercado neoyorquino sea particularmente sensible a ese mercado. Los valores de la gasolina y del gasóleo de calefacción también se negociaban hoy a precios históricos en el mercado neoyorquino, mientras que el gas natural recuperaba el terreno perdido el jueves y se colocaba en 11,4 dólares por mil pies cúbicos. Los contratos de gasolina para entrega en junio se cambiaban a 3,17 dólares el galón (3,78 litros), cuatro centavos más caros que el jueves, mientras que el gasóleo de calefacción alcanzaba los 3,58 dólares, ocho centavos más que el día anterior.