El barril de petróleo de Texas se encarecía hoy más de dos dólares y se negociaba por encima de 97 dólares, en una jornada en la que el dólar se debilitaba ante el euro y a la espera de nuevos datos sobre reservas en Estados Unidos. Hacia la media sesión en la Bolsa Mercantil de Nueva York (NYMNEX), los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en enero añadían 2,72 dólares al precio anterior y se negociaban a 97,36 dólares por barril (159 litros). De mantenerse en esos niveles al cierre, marcaría un nuevo máximo histórico en el mercado neoyorquino, después de que el pasado día 6 cerrará a un precio récord de 96,70 dólares/barril. Durante la sesión del día siguiente, el valor del barril de petróleo WTI llegó a elevarse hasta los 98,62 dólares. El precio del crudo de Texas se mantenía hoy al alza por tercera sesión consecutiva y una vez conocidos los resultados de la reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) durante el fin de semana, en la que sus miembros no alteraron las cuotas oficiales de producción.