Los créditos concedidos a la clientela por la banca española se elevaron hasta 791.483 millones de euros al término de mayo, el 11,9% más que en el mismo mes del año anterior, pero casi la mitad de lo que creció en mayo de 2007 respecto al mismo mes de 2006. Según los datos de la patronal Asociación Española de Banca (AEB), este incremento implica el menor crecimiento del último año y prácticamente la mitad de lo que creció en el ejercicio anterior, ya que en mayo de 2007 este saldo se incrementó el 21,49%. A este respecto, el presidente de la AEB, Miguel Martín, señaló en junio que "lo normal" sería que el crédito de las entidades financieras españolas creciera en la misma proporción que el PIB nominal, cuyo avance se calcula en el 6,7% para este año y en el cinco% para 2009.
Martín indicó entonces que nadie tendría que "llevarse las manos a la cabeza" si el crecimiento del crédito este año está en torno al 5%. El presidente de la Asociación Hipotecaria Española (AHE), Gregorio Mayayo, por su parte, explicó ayer que cualquier crecimiento del crédito que supere al avance de la economía al cierre del año -previsto en el 2%- será "positivo". El saldo de los depósitos de clientes gestionados por la banca también redujo su crecimiento, pese al apogeo de la "guerra del pasivo" entablada entre las distintas entidades. Así, los depósitos de la clientela se elevaron en mayo hasta 617.308 millones de euros, el 7,13% más que en mayo de 2007, un crecimiento casi un tercio menor del experimentado por estos productos de ahorro el pasado año.