La deuda periférica de Grecia y España aumenta su diferencial frente al bund alemán a la espera de que  los inversores en bonos helenos informen a los reguladores cómo participarán en el canje de deuda.


El coste de asegurar la deuda pública helena contra el impago aumenta esta mañana hasta 280 puntos básicos, a la espera de que los inversores en bonos helenos informen a los reguladores cómo participarán en el canje de deuda que debe conceder más margen al país para salir de la actual crisis. Las autoridades prevén que hasta un 70% de los inversores acudan al canje, aunque Grecia ha amenazado con cancelar el acuerdo si no obtiene un 90%.

La prima de riesgo de España, por su parte, repuntaba en la apertura hasta los 317 puntos básicos desde los 314 que marcó al cierre de la sesión del mercado de deuda.

La rentabilidad del bono español a diez años, cuyo diferencial con el bono germano del mismo plazo -considerado el más seguro de Europa- se elevaba en la apertura hasta el 5,038 %, en tanto que el rendimiento del bono germano se reducía ligeramente hasta el 1,866 % desde el 1,868 % precedente.

“La rentabilidad bund ha bajado al 1,83%, lo que está haciendo que se ensanche el diferencial con otros bonos periféricos, como el español o el griego”, explica Miguel Ángel Rodríguez, analista asociado de XTB.

Matriz de Spreads intermercados de Estado