Los hermanos Areces Fuentes consideran que El Corte Inglés vulneró la disposición de los Estatutos Sociales que fija el procedimiento para la venta de las acciones de la empresa, por lo que exigen que puedan vender parte de su paquete a un tercero o bien a la compañía, a cambio de 40,6 millones de euros. Según el bufete Jiménez de Parga, que asesora a los hermanos Ramón, Rosario y María Jesús Areces Fuentes, la empresa de distribución "vulneró el artículo 17 de los Estatutos Sociales en dos frentes: en la competencia para responder a la petición de venta de los hermanos, y en el procedimiento para la determinación del precio de adquisición de las acciones".